Impermeabilización

Impermeabilización de fachadas, techos y estructuras

La impermeabilización en edificios

Impermeabilización continua, sin juntas ni uniones, alta calidad ofreciendo toda clase de soluciones, impermeabilización ligera, de tráfico de vehículos, piscinas, depósitos, terrmorrefractante y decorativa.

La impermeabilización de edificios requiere de diversas técnicas según la superficie o elemento que se quiera tratar. La pintura es una de las más utilizadas cuando se trata de fachadas. Cuando se trata de techos además puede ser necesario incluir una capa adicional de aislamiento que generalmente es una malla de fibra de vidrio.

Proceso

En ambos casos la técnica para garantizar un sellado correcto es clave y baja notablemente la efectividad del tratamiento en caso de no aplicarla correctamente.

En primer lugar siempre es necesario limpiar y sanear la superficie. Luego podemos aplicar la capa de pintura impermeabilizante directamente sobre la superficie previamente preparada. Esta pintura debe aplicarse siempre con ambientes secos.

Los materiales a utilizar deben estudiarse según el caso en concreto puesto que no todos nos darán la misma efectividad para cualquier situación. No es lo mismo impermeabilizar un techo, que una superficie transitable o con tráfico de vehículos.

Existe también la posibilidad de utilizar pinturas impermeabilizantes termorefractantes que además de impermeabilizar mejoran el aislamiento térmico de la instalación en la que se apliquen.